CONNECTA'T AMB EL VÍCTOR

Dijous Sant:

Evangeli, vida i

el lema de la Pasqua

Tierra querida

 

Una voz bella, ¡quién la tuviera!,

para cantarte toda la vida,

pero mi estrella me dio este acento,

y así te siento, tierra querida.

Pero mi estrella me dio este acento,

y así te siento, tierra querida.

 

Como un guijarro que se despeña,

vaga mi sombra, sueño y herida.

Yo soy arisco, como tus breñas,

y así te canto, tierra querida.

Yo soy arisco, como tus breñas,

y así te canto, tierra querida.

 

Andaré por los cerros,

selvas y llanos, toda la vida,

arrimándole coplas

a tu esperanza, tierra querida.

Arrimándole coplas

a tu esperanza, tierra querida.

 

Me dan sus fuegos, cálidos zondas,

me dan sus fuerzas, bravos pamperos,

y en el silencio de las quebradas,

vaga la sombra, de mis abuelos.

Y en el silencio de las quebradas,

vaga la sombra, de mis abuelos.

 

Lunas me vieron por esos cerros,

y en las llanuras anochecidas,

buscando el alma de tus paisajes,

para cantarte, tierra querida.

Buscando el alma de tus paisajes,

para cantarte, tierra querida.

 

Andaré por los cerros,

selvas y llanos, toda la vida,

arrimándole coplas

a tu esperanza, tierra querida.

Arrimándole coplas

a tu esperanza, tierra querida